Veto a Google y 1,2 millones de alumnos ‘colgados’

EducaMadrid, la plataforma educativa de la Comunidad de Madrid, ha vuelto a fallar sistemáticamente esta semana de clases virtuales
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (d), escucha al alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida. (EFE)

¡Caos en Madrid! EducaMadrid falla más que una escopeta de feria. La plataforma educativa de la Comunidad de Madrid ha venido dando problemas a profesores y alumnos desde su implantación con el estado de alarma del pasado marzo. Con el inicio del curso semipresencial, estos habían menguado. Y ahora, la llegada de las clases telemáticas a causa de la borrasca Filomena ha colmado la paciencia de los docentes de la enseñanza pública, que son los únicos que están obligados a utilizar el sistema.

Durante esta semana, las caídas de la web han sido constantes, imposibilitando el desarrollo de las clases, según denuncian profesores y sindicatos, una situación que ha dejado ‘colgados’ a más de un millón de alumnos. Por contra, en respuesta a Teknautas, la Consejería de Educación reduce lo ocurrido a que «tan solo el sistema ha ido un poco más lento de lo normal». Horas después, el Gobierno regional ha anunciado que vuelve a retrasar el regreso a las clases presenciales por las consecuencias del temporal. No volverán, al menos, hasta el miércoles 20 y los profesores están cada vez más hartos.

EducaMadrid es una plataforma tipo Moodle (‘software’ libre) que aloja distintos tipos de servicios para profesores y alumnos como, por ejemplo, Aula Virtual, donde se suben los contenidos didácticos o tareas. Desde ahí también se puede acceder a Jitsi, un programa para las videoclases, aunque después se ha permitido la aplicación Webex (propiedad de la empresa Cisco) como alternativa. La Comunidad de Madrid, sin embargo, pide que se utilice Webex a través de EducaMadrid pero, si se hace así, los problemas se repiten una y otra vez.

Fuera de esta plataforma no hay alternativa tecnológica para la enseñanza pública. Ni siquiera si se opta por plataformas privadas. Durante las primeras semanas del estado de alarma, en marzo, los docentes utilizaban herramientas de las grandes tecnológicas, como Google Classroom o Teams (Microsoft). 

La Comunidad de Madrid prohibió su uso para los centros públicos. «La AEPD (…) señala que, en centros educativos públicos, el responsable del tratamiento será, normalmente, la Administración pública correspondiente (…) solo cuando se trata de centros concertados y privados los responsables del tratamiento de los datos serán los propios centros», explicaron entonces. «En la concertada podemos trabajar con otras aplicaciones, que básicamente son Teams de Microsoft y Classroom de Google. Todo el mundo utiliza esas», cuenta un profesor de un instituto concertado de la capital.

Contacto – ExpoEduVirtual

Fuente: El confidencial

Chatear